La pasión del (a): carencia y potencia.

por Enrique Acuña

“La falta en ser del sujeto debe ser reconocida como el corazón de la experiencia analítica, como el campo mismo donde se despliega la pasión del neurótico”.

J. Lacan. (Escritos)

El punto de partida de nuestra hipótesis de trabajo este año es ubicar cuatro términos: Pasión, deseo, pulsión y afecto, conectados por el lenguaje para tocar lo real de la angustia.

Cuatro conceptos con relaciones lógicas a partir del uso de la palabra en tanto una red, una retórica (1). Esto supone “modos de decir” que permiten ligar las formas del otro de la cultura, con el Otro en cada Uno. Pasaje que pone en tensión el enunciado con su enunciación, la retórica de un ser hablante con el estilo que es su objeto llamado (a); un cambio que permite pasar del “Cómo” se dicen las cosas, a “Quien” habla ahi y puede responder por sus dichos.

Es un corte con lo imaginario de las pasiones del aparato retórico del Yo -amor, odio ignorancia- que activamente reprimen el deseo inconsciente que se interpreta desde el registro de lo simbólico (S) a lo real (R)

Esa relación S-R a partir del síntoma analítico bajo transferencia se dispone a decir “lo conveniente” (Spinoza) de una combinatoria como “equivocación” (Lacan) tal como sugiere en “La meprisse del sujeto supuesto saber”.

Es la paradoja de una “mentira que dice la verdad”, por lo tanto fecunda para dar sentido al deseo humano que desde Aristóteles se encuentra con el conflicto ético de una diferencia entre el Bien universal y el placer particular, dividiendo al sujeto ($). Esa fabricación de la paradoja sintomatica se realiza sobre un espacio vacío y es un artificio útil que liga a cada cual con su propia “integral de equívocos”.

La metáfora del sujeto de sustituirse y representarse con su síntoma implica una cierta mentira paradójica , cierta ficción útil que permite salir del desengaño propio del nihilismo de una época líquida y evanescente.

Entonces, el síntoma como mentira -equivoco significante- permiten otra cosa que no sea el afecto que no engaña: la angustia y su declinación en el cuerpo.

Dejarse engañar por el inconsciente en tanto creencia en una creación nueva es lo mas propio de psicoanálisis. Permite un método, un camino diferente a los trucos imaginarios de la técnica, si alguien se deja llevar por el el lapsus (lapso, espacio, vacío) que el significante cava en lo real.

Así, ante el efecto del “signo univoco” del discurso de la ciencia-capitalismo; instalamos el equivoco donde Uno se hace incauto del Otro, es decir se deja conducir por la lógica del significante para acceder a un saber de su propia causa.

En el segundo par de los cuatro, es a causa de la Pulsion y surge el Afecto de la angustia. Es la “cosa” que la pulsión recorta como objeto (a) y retorna en un signo de lo real, que no engaña en el cuerpo del goce.

La pasión del ser del neurótico (2), con la “justificación” de su padecer (que lo hace filosofo del ser a lo Leibniz, porque todo tiene causa) es una pasión por el objeto (a) en su faz de goce. Ese aferrarse al fantasma es lo que podría atravesarse para ser sustituido por un ser-en-falta: es el deseo a partir de una carencia (Sartre), y es el elogio a la histeria; pero no sin la potencia de querer realizarse en un “perseverar” , es la obstinación del obsesivo (el conatus de Spinoza).

Este nuevo lazo al Otro del desengaño por la creencia en la mentira de cada uno, permite pasar el síntoma social a una cierta soledad posible de habitar. Será lo que permite transformar el efecto de “desengaño” que causa el número en la ideología de la ciencia y el capitalismo.-

*****

(1)-García, G.: “La clínica y el lenguaje de las pasiones”. (Curso, inédito)

(2)- Miller, J.-A.: Curso Los signos de goce. (Ed.Paidós). Págs. 83-85.-

Publicado por

Enrique Acuña

*Médico, psicoanalista, escritor. Autor de diversos artículos y libros. (Ensayos: Resonancia y Silencio, Vidas pulsionales, Curarse del lenguaje, Paradojas del objeto en psicoanálisis, entre otros). Director de las revista gráfica "Conceptual" y virtual "Analytica del Sur". Director de enseñanzas del Instituto PRAGMA-APLP. Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis y E.O.L. Reside en la ciudad de Buenos Aires; Argentina.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s